Camusu Aike - Comunidad Tehuelche




"Importante – Difundir"
 

PASADO Y PRESENTE

Parte de la historia que sabemos nos la contaron los mayores y otra parte la hemos conocido a través de los libros. Nuestros antepasados vivían en distintos lugares en diferentes épocas del año. Vivían de la caza de chulengos (guanacos pequeños), zorros, choiques (avestruces) y caballos. Comían la carne de estos animales, usaban sus cueros para hacer toldos y capas (quillangos), e intercambiaban pieles y plumas con mercachifles que viajaban por la zona, a veces a cambio de chaqueritas (cuentas de vidrio similares a las perlas). Actualmente, la venta de pieles de zorro sigue siendo uno de los modos de conseguir dinero en efectivo. La caza de chulengos está prohibida, así que ha dejado de ser uno de los alimentos principales. Los guanacos parían en diciembre y era necesario cazarlos recién nacidos. El guanaco es un animal muy importante en nuestra cultura que permanece en nuestra memoria. Los años que tenía cada persona se contaban por guanaqueadas "he vivido tantas guanaqueadas" solían decir los antiguos, y algunos llegaban a contar hasta noventa o cien, lo cual implicaba que tenían cien o ciento diez años.

En el presente la mayoría de los hombres de nuestra comunidad trabajan en las estancias como jornaleros temporarios. Entre sus tareas se incluyen: esquila, pelada de ojos, señalada, baños, inseminación artificial, separación de los carneros y vuelta a largarlos para el apareamiento. Algunas personas tienen puestos fijos mensuales: puesteros, ovejeros, encargados y cocineras. Otras tareas se pagan por trabajo realizado, como por ejemplo el alambrado, el amansamiento y la doma o jineteada de caballos. Algunos de los hombres son tropilleros, es decir, tienen tropillas de caballos. Parte de estas tropillas se reserva para realizar las jineteadas que se hacen en las fiestas de los pueblos, el Día de la Tradición o en otras fechas (como por ejemplo la "Fiesta de la Gauchería", en La Esperanza) y, desde el 2008 en adelante, cada año hacemos el "Festival de Jineteada" en nuestro territorio comunitario. También solemos hacer jineteadas privadas, cuando capamos a los potros o los marcamos. Al finalizar la temporada de trabajo en las estancias los hombres se instalan en Camusu Aike, donde trabajan con las tropillas de los miembros de la comunidad o con tropillas de amanse de establecimientos ganaderos.

Las mujeres se encargan de los quehaceres domésticos, cuidan a los niños, algunas trabajan como personal de maestranza en edificios del estado, o para particulares, limpiando y cocinando. Muchas mujeres saben hilar lana, tejer gorras, boinas, fajas y otros artículos y, algunas ancianas, saben trabajar los cueros.

Hoy queremos compartir que, a pesar de las dificultades que tenemos que enfrentar cotidianamente, estamos más unidos que nunca y decididos a seguir luchando para fortalecernos como Pueblos Tehuelche, para que nuestros hijos y nietos se sientan orgullosos de ser quienes son.

   

CAMUSU AIKE - Comunidad Tehuelche - Provincia de Santa Cruz - Patagonia