Camusu Aike - Comunidad Tehuelche




"Importante – Difundir"
 

Lengua aonek' o' a' yen

La iniciativa de revitalizar la lengua aonek' o' a' yen se enmarca en las políticas públicas de reconocimiento de derechos a los pueblos originarios impulsadas en los últimos años a nivel nacional y provincial, entre las cuales se encuentra la implementación de la Modalidad de Educación Intercultural Bilingüe (MEIB) en Santa Cruz.

Especialistas y miembros del Pueblo Tehuelche participan en este proyecto que tiene como principal objetivo diseñar un plan de acción que permita avanzar en la recuperación de nuestra lengua. Llegamos a esta instancia después de trabajar intensamente durante tres años para generar el espacio institucional, lo cual se logró gracias a la inquietud, a la perseverancia y al trabajo colectivo de los miembros del Pueblo Tehuelche.

En el proyecto participan, además de nuestra comunidad, las comunidades Kopolke (cuyo territorio comunitario se encuentra en la zona de Las Heras) y Dela Setken (de Puerto Santa Cruz). El equipo interdisciplinario está conformado por la Dra. Ana Fernández Garay (lingüista), la Dra. Mariela Eva Rodríguez (antropóloga), el Lic. Martín Subirá (realizador cinematográfico) y la Lic. Marcela Alaniz (antropóloga, Coordinadora de la MEIB de Santa Cruz). Hasta ahora hemos realizado dos talleres en los que comenzamos con las primeras dos "lecciones". En estos talleres consensuamos el alfabeto (ya que hay ocho sonidos que no existen en castellano), planificamos los futuros talleres, discutimos sobre cómo serán los materiales didácticos de apoyo (textuales, audiovisuales, auditivos e interactivos, que incluyen no sólo contenidos lingüísticos, sino también históricos y etnográficos) y compartimos experiencias sobre lo que para cada uno de nosotros significa la posibilidad de aprender nuestra lengua.

Hasta donde sabemos sólo dos personas de nuestra comunidad, ambos ancianos, pueden mantener conversaciones en aonek' o' a' yen: Dora Manchado y José Manco. Dora ha participado del proyecto desde los comienzos y ha sido su deseo de transmitir la lengua a los jóvenes de la comunidad lo que motivó que el mismo se pusiera en marcha. Además de Dora y José, la siguiente generación (personas que tienen alrededor de 50 años) entienden algunas frases y pueden decir palabras y oraciones cortas. Los jóvenes son monolingües en castellano y, como resultado de los procesos de fortalecimiento, muchos de ellos tienen hoy ganas de recuperar la lengua, de revitalizarla.

Pensar en la lengua nos lleva a pensar en la historia pero también en el presente, en la transmisión de conocimientos, en lo que se ha dicho y en lo que se ha callado, a reflexionar colectivamente sobre por qué los mayores se negaron a transmitirla. Una de las respuestas que se repite es que fue una estrategia, un modo de preservar a los hijos y nietos para que no sufran la discriminación.

La lengua se relaciona con nuestra identidad porque en ella está nuestra cosmovisión, el sentirnos orgullosos y también nuestra dignidad como seres humanos. Dejar de hablar nuestra lengua no sólo significó perder información sino también los sentidos de quiénes somos: quién es cada uno como persona, quién es uno en comunidad y como pueblo. Este es un proyecto con nosotros y para nosotros: sólo lograremos revitalizarla y recuperarla si nos comprometemos colectivamente en este camino, tal como expresan otros miembros de nuestro pueblo:

"La Lengua es nuestra identidad, es la lengua de la cuna y recuperarla para nuestros hijos es también un gran orgullo" (Fernando Martínez Sosa, Comunidad Dela Setken)

"Salir del territorio significa que uno es discriminado. Una de las estrategias para sobrevivir fue no hablar la lengua, tratar de vestirse como blanco, no usar las ropas tradicionales para poder ser uno más en los pueblos y ciudades. Mi madre, por ejemplo, hablaba el idioma con sus parientes de la misma generación y con sus mayores, pero nunca pudimos hacer que nos enseñe alguna palabra a los hijos. Así como nos pasó a nosotros les ha pasado a otras familias y la lengua fue dejando de ser hablada. El proceso de lucha para recuperar los territorios en los que mis ancestros vivieron nos llevó a que nos reorganicemos y, las reflexiones de este proceso, nos llevaron a su vez a plantearnos el desafío de recuperar nuestra lengua" (José Bilbao Copolque, Comunidad Kopolke).

VIDEO - MEIB
   

CAMUSU AIKE - Comunidad Tehuelche - Provincia de Santa Cruz - Patagonia